Logo SNEP

Ajedrez socioeducativo

Publicado: 09/10/2019

Comenzó la cuarta edición del proyecto Enroque del programa Ajedrez para la Convivencia donde adolescentes conocen el ajedrez desde una experiencia lúdica para después replicar su experiencia en otros espacios e instituciones.

 

El Enroque es un movimiento especial del juego de ajedrez en el que el jugador cambia de lugar dos piezas en una sola jugada: el rey se desplaza hacia un lado y la torre salta por encima y se coloca junto a él. Se toma a este movimiento como metáfora en la que se produce un intercambio de posiciones. Aquí, los jóvenes que participan normalmente del programa, como asistentes o alumnos, tienen la posibilidad de formarse como docentes de ajedrez y como animadores socieducativos, y replicar su experiencia.

 

 

Así, el Proyecto Enroque se divide en dos subproyectos: Jóvenes Multiplicadores y Animadores Juveniles. El primero trata de incentivar una primera experiencia formativa de jóvenes como profesores de ajedrez y el segundo como animadores socioeducativos de ajedrez.

 

 

Este proyecto cuenta con distintos momentos, uniéndose a Módulos Socioeducativos a través de en una primera instancia de sensibilización en Liceos. Luego, los jóvenes participan de jornadas de formación para posteriormente realizar experiencias en instituciones, centros educativos no formales y espacios públicos con el acompañamiento de educadores del Programa. Finaliza con una jornada al aire libre donde se socializarán las experencias entre los participantes.

 

 

Este proyecto cuenta con distintos momentos, uniéndose a Módulos Socioeducativos a través de en una primera instancia de sensibilización en Liceos. Luego, los jóvenes participan de jornadas de formación para posteriormente realizar experiencias en instituciones, centros educativos no formales y espacios públicos con el acompañamiento de educadores del Programa. Finaliza con una jornada al aire libre donde se socializarán las experencias entre los participantes.

 

 

 

De esta manera se logra formar jóvenes en didáctica del ajedrez, potenciar sus habilidades orientadas a la tarea socio-educativa, favorecer el desempeño y empoderamiento de los participantes y promover el relacionamiento intergeneracional.

 

Fuente: Comunicación_DNE/MEC