UTEC inauguró el ITR Norte

Publicado: 28/11/2018

Con la presencia del presidente de la República, Dr. Tabaré Vázquez, de autoridades nacionales, locales y de las instituciones que integran el Sistema Nacional de Educación Pública (SNEP), la Universidad Tecnológica inauguró el lunes 26 de noviembre su tercer Instituto Tecnológico Regional: el ITR Norte en Rivera.

De esta manera, la institución cumplió con su ley fundacional –nº 19.043-, que mandata contar con tres ITR en el interior del país que nucleen las ofertas educativas. La obra del ITR Norte comenzó en julio de 2017, tiene una extensión aproximada de 3.200 metros cuadrados e implicó la inversión de unos seis millones de dólares en total, contando la construcción y el equipamiento.

 

En 2017 se produjo el desembarco de UTEC en Rivera. La llegada de las carreras de Ingeniería en Logística y Tecnólogo en Mecatrónica Industrial –carrera en conjunto con CETP/UTU-, con más de 120 estudiantes regulares, fue el principal logro en la región.

 

En 2019, las carreras se asentarán en el nuevo instituto de UTEC, que está inserto en el Polo de Educación Superior de Rivera (PES), donde se encuentran también la Universidad de la República (Udelar), el Consejo de Educación Técnico Profesional-UTU y el Consejo de Formación en Educación (CFE).

 

Un día de fiesta

Desde tempranito en la mañana, a las 8.30 horas, más de un centenar de personas concurrió al ITR Norte para presenciar el corte de cinta e inauguración formal del ITR Norte.

En esta oportunidad, acompañaron a los consejeros Graciela Do Mato, Pablo Chilibroste y Rodolfo Silveira, al director del ITR, Felipe Fajardo, y la comunidad académica de UTEC en la región, una delegación de autoridades nacionales y locales, que participó en la inauguración y recorrida inicial del edificio.

 

En esa instancia participaron además los propios docentes y estudiantes de la Universidad, que se encargaron de mostrar a los presentes las aulas y laboratorios del ITR, así como de contar cómo utilizan en clase el equipamiento tecnológico, que es fundamental para el desarrollo de los cursos de las carreras que allí se imparten.

 

Asistieron el presidente Vázquez, la vicepresidenta, Lucía Topolansky, los ministros Eneida de León (Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente), Carolina Cosse (Industria, Energía y Minería), Enzo Benech (Ganadería, Agricultura y Pesca), Jorge Basso (Salud), Edith Moraes, ministra (interina) del Ministerio de Educación y Cultura, Álvaro García, director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, y el intendente de Rivera, Marne Osorio, entre otras autoridades.

Asimismo, estuvieron el presidente del Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Wilson Netto, la directora general de CETP-UTU, Nilsa Pérez, y autoridades locales de la Universidad de la República (UdelaR) y el Consejo de Formación en Educación (CFE).

 

“Sentimos que estamos alcanzando un sueño”

El encargado de dar la bienvenida a los presentes fue el consejero Chilibroste, quien dedicó la parte inicial de su oratoria a describir el proceso de instalación de UTEC en la región norte.

En ese sentido, destacó la articulación interinstitucional con el resto de los integrantes del SNEP pero también con los gobiernos nacional y departamental, con actores sociales y el sector productivo.

“La Universidad nació con un mandato de instalarse en el interior del país. Para ello, realizó una serie de relevamientos de las capacidades y necesidades locales, departamentales y regionales relacionadas con el establecimiento de UTEC en el país. El mismo abordó el contexto socio económico, la infraestructura, las capacidades de vinculación y trabajo en red y la demanda de formación a nivel terciario, entre otras”.

 

Del estudio de la región norte se identificó una fuerte demanda de educación terciaria universitaria, ya que hay en el orden de 45.000 jóvenes entre 17 y 25 años, de los cuales prácticamente la mitad de ellos con bachillerato terminado. Sólo en Rivera hay unos 9.000 jóvenes en ese rango etario y 4.500 jóvenes con bachillerato terminado.

 

Esta región es además la que tiene menores índices de acceso a la educación terciaria universitaria, un 4% aproximadamente. La posibilidad de integrar el PES y la apuesta a la binacionalidad se visualizó como una “gran oportunidad” para UTEC.

 

En esta última década, la frontera de Uruguay con Brasil ha contado con un desarrollo significativo de la educación superior, con el surgimiento de iniciativas que tuvieron como propósito profundizar los procesos de democratización del conocimiento. Se destaca la creación de la Universidade do Pampa (UNIPAMPA) y la expansión del Instituto Federal de Ciencia y Tecnología Sul Rio Grandense (IFSUL), con las que UTEC firmó acuerdos de movilidad estudiantil y de docentes, y proyecta la elaboración de carreras conjuntas.

 

En otro orden, Chilibroste destacó el afán de UTEC por apuntar hacia la calidad de la oferta educativa, la gestión eficiente y la evaluación externa, el fomento del espíritu emprendedor y la profundización del vínculo con sector productivo, el desafío de desarrollar capacidades de investigación y la puesta en marcha de modelos flexibles e innovadores.

Este proyecto edilicio fue el ganador de un concurso público que fue arbitrado por la Sociedad de Arquitectos del Uruguay (SAU), donde “diversos estudios de arquitectos compitieron por la excelencia, la calidad y la adecuación a las necesidades de UTEC en la región”. Y destacó al equipo que a la postre resultara ganador, compuesto por los arquitectos Inés Artecona, Hugo Dutine, Gabriel Falkenstein, Daniella Urrutia, Constance Zurmendi.

 

El intendente Osorio, por su parte, saludó a las autoridades y comunidad académica de UTEC y definió como “un sueño” para los habitantes del departamento, la región y la frontera con Brasil la posibilidad de instalación de la Universidad en Rivera, dentro del PES.

 

“Significa muchísimo más que un edificio. Significa un desafío que asume el país para tratar de corregir inequidades históricas para con el interior, para con los jóvenes, a través de la construcción de oportunidades a partir del conocimiento. A una instalación del conocimiento en los territorios mirando la competitividad de esos territorios. El conocimiento aplicado a las potencialidades naturales, de la idiosincrasia de un pueblo, a la situación geo-política. Apostar al conocimiento es apostar a la gente, a través de la capacitación de la formación podemos alcanzar nuestros máximos potenciales”.

Osorio finalizó destacando la potencialidad que significa la binacionalidad en Rivera. “Nosotros estamos culturalmente muy integrados en esta frontera. Con la academia en el territorio es donde las inversiones -en un país caracterizado por la certeza jurídica y por la estabilidad macroeconómica- dicen ‘¡Ahí vale la pena!’, porque ahí hay una apuesta de un Estado en aplicar el conocimiento a la producción”.

 

Fuente: Comunicación_UTEC